Urbanismo de bajo coste para transformar Barcelona

Noticias

Urbanismo de bajo coste para transformar Barcelona

10/07/2016
Barcelona
L'Económic

El Ayuntamiento de Barcelona empezará a aplicar el proyecto de supermanzanas que convertirá la mitad de la ciudad en calles para peatones y que tendrà el papel más importante en el Eixample. 

 

El Ayuntamiento de Barcelona empezará pronto a transformar la movilidad del Eixample con el despliegue de las llamadas Supermanzanas, una especie de pequeñas ciudades dentro de la ciudad, que tienen que liberar espacios para los ciudadanos a costa de los coches. En realidad, las áreas afectadas serán tres distritos y cinco barrios, pero el consistorio es consciente de que el éxito o el fracaso del nuevo diseño dependerá en buena medida del impacto que tenga en la trama Cerdà. Se trata de urbanismo de bajo coste - se han presupuestado 10 millones para iniciar el despliegue - y alta intensidad para transformar Barcelona en una ciudad más amable para los residentes y más atractiva para las empresas intensivas en conocimiento, aquellas que marcan la nueva economía.  

 

La implementación se hará de manera escalonada. En una primera fase, las intervenciones serán básicamente viarias y sólo hará falta pintura y señales: se tocarán los límites de velocidad y se canviarán los sentidos de circulación. A efectos del tráfico rodado, estas actuaciones definirán dos tipos de calles, una red básica que, de entrada mantendrá las características actuales y otra local que pasa a ser para el uso de residentes y en la cual los vehículos que accedan se supeditarán a los usos y la marcha de los peatones. En la práctica, los coches perderán superficie en favor de las personas no motorizadas. "Rescatamos el espacio público que es de todos y recuperamos nuestra condición de ciudadanos y no sólo peatones", afirma Janet Sanz, cuarta teniente de alcalde y responsable de las áreas de Ecología, Urbanismo y Movilidad del consistorio. 

 

Más información (CAT): L'Econòmic

 

Premios,Wikipedia,Twitter: