Un proyecto de recogida selectiva de fracción orgánica es elegido por la Fundación Biodiversidad en su programa de ayudas 2015

Nota de prensa

Un proyecto de recogida selectiva de fracción orgánica es elegido por la Fundación Biodiversidad en su programa de ayudas 2015

18/09/2014

Mancomunidades navarras se beneficiarán de una nueva y más eficiente gestión de los residuos orgánicos

 

Septiembre 2014 - La implantación de una recogida separada de calidad de la fracción orgánica de los residuos orgánicos ha sido uno de los proyectos elegidos  en la Convocatoria de la concesión de ayudas en régimen de concurrencia competitiva, para la realización de actividades en el ámbito de la biodiversidad, el cambio climático y el desarrollo sostenible que otorga el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Fundación Biodiversidad. El proyecto será llevado a cabo por la Agencia de Ecología Urbana de Barcelona, consorcio público que cuenta con una amplia experiencia como consultoría en la  gestión de residuos

 

El objetivo del proyecto será estudiar la viabilidad, tanto técnica como económica y social de la implantación de la Fracción Orgánica de Recogida Separada (FORS) en una mancomunidad de Navarra, con el objetivo de minimizar las necesidades de vertido y el impacto ambiental, aspectos importantes en la lucha contra el cambio climático.

 

Para poder aprovechar estos residuos, mediante el compostaje por ejemplo, es necesario que estos contengan bajos niveles de impropios. Para ello,  entre los resultados previstos del proyecto, está la instauración de un sistema de recogida de calidad de la fracción orgánica y la optimización del coste de dicha recogida y su tratamiento.

 

También se pretende, como se ha comentado, la reducción de la entrada de residuos orgánicos en vertedero. Este tipo de residuos, al descomponerse, generan metano, que es uno de los gases que más contribuyen al efecto invernadero. Su reducción será, sin duda, de ayuda a la hora de batallar contra el calentamiento global.

 

Asimismo, la agricultura ecológica puede ser una de las beneficiarias del proyecto, puesto que  la obtención de un compost de calidad puede sustituir el uso de fertilizantes químicos. Además, el compost aporta carbono orgánico al suelo, un beneficioso elemento que escasea en los países de la cuenca mediterránea.  

 

También deben tenerse en cuenta los beneficios sociales que el proyecto puede traer consigo, puesto que la aplicación de los servicios previstos puede generar nuevos empleos tanto en la recogida como en el tratamiento de los residuos.

 

Por último, otro aspecto a destacar en el que el proyecto puede ayudar es a concienciar a la población y fomentar el cambio hacia estilos de vida más sostenibles, amigables con el medio ambiente.

 

Más información:  http://fundacion-biodiversidad.es 

 

Premios,Wikipedia,Twitter: